sec-reposera

Cinco trucos caseros para combatir el calor sin aire acondicionado

La temperatura no baja, no se puede ir al río y la casa de la tía con pileta queda muy lejos. ¿Qué se puede hacer, en la comodidad del departamento, para hacerle frente a los 40 grados de térmica? Por aquí cinco soluciones sencillas para no morir este verano

La térmica sube. El pronóstico no trae noticias de mejora. El aire se vuelve irrespirable. Encima, no se puede ir al río ni a la isla por la crecida, la casa de la tía con pileta queda lejos y, para colmo, los cortes de luz se hacen frecuentes. ¿Qué queda para los que viven en un segundo piso en pleno microcentro y ni tienen un balcón para echarse un balde de agua?

Además de los sabidos consejos para evitar los golpes de calor, como mantenerse hidratado, evitar las bebidas alcohólicas (perdón, birra fría de las 7 de la tarde), usar sombrero o gorra para proteger la cabeza, y cuidarse de la exposición directa al sol en ciertos horarios, hay otros trucos posibles para contribuir a sufrir menos las altísimas temperaturas.

RosarioPlus.com propone una serie de recomendaciones y remedios caseros, que batallan entre lo científico y lo popular, para combatir el calor rosarino:

1- Compresas frías en el cuello y la cara

Bien simple y esperable. Puede ser una toalla mojada, un gel o cubos de hielo recubiertos en alguna tela o incluso una botella congelada. Se recomienda ir rotando la aplicación entre la nuca y la cara: poner algo frío en la parte trasera del cuello engaña al hipotálamo, nuestro termómetro interior, y ayudar a bajar la temperatura corporal de a poco. No es bueno meter la cabeza de golpe en agua demasiado fría, porque el descenso brusco de la temperatura es perjudicial y puede producir mareos.

2- Agua con menta y jengibre

Hidratarse siempre es fundamental. Pero se pueden incorporar algunos ingredientes a la jarra de agua para que sea más efectiva contra el calor. Una posibilidad es hervir hojas de menta en medio litro de agua durante cinco minutos. Dejarla enfriar y meter en la heladera hasta que se refresque. Antes de tomarla, agregarle hielo y jenjibre rallado. Un vasito de este brebaje y te olvidás (un rato) de los 38 grados que hace afuera. También se le puede poner limón y pepino. ¿Otra? Té verde helado. Lo toman en África, que ahí hace más calor.

3- Licuado con frutas hidratantes

Tomar un licuado puede sentirse como la salvación en el verano: fresco, frutal, fácil de hacer. Pero, algunas frutas resultan más hidratantes que otras y, por eso, ideales para combatir el calor. Las ciruelas, los frutos rojos (en cualquier verdulería venden arándanos, frutillas o cerezas), el mango (está difícil en estas latitudes), el kiwi, el ananá (no el de lata), el melón y la sandía son ideales. Meter en la licuadora con agua (nada de leche) y algunos hielos… santo remedio. Si no tenés luz para operar la licuadora, comé alguna de esas frutas.

4- Entrá las plantas del balcón

Puede sonar un poco raro o incómodo, pero aquello de que las plantas ayudan a oxigenar la casa es totalmente cierto. Entonces, de noche, entrá el ficus que tenés en el balcón y dejalo en algún lugar común de la casa. Puede ayudar a refrescar el ambiente. También apelar a las viejas costumbres: mantené la casa ventilada y lo más oscura que puedas, y evitá el uso de productos eléctricos que generen calor.

5- ¿Un aire acondicionado casero?

Bueno, después de dos días sin luz se pueden considerar medidas desesperadas. Y siempre hay algún freak en internet que enseña a hacer cosas como… un aire acondicionado casero. No es lo más sencillo ni lo más express para hacer frente al calor agobiante, y se necesitan algunos elementos que no están en cualquier casa (como un extractor). Pero se puede hacer como medida preventiva para el próximo corte de la EPE. Por acá un video donde se explica cómo:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo