sec-juego

Rendimiento individual de un equipo que mereció más

Central se viene de Brasil con las manos vacías. Tuvo un penal para poder activar el partido, pero no lo concretó. Finalmente el 2 a 0 deja al equipo rosarino con un punto de seis en el grupo de la Copa Libertadores. Los rendimientos fueron los siguientes: 

Sebastián Sosa: Más allá de un par de salidas erróneas no se le puede reprochar mucho. Su defensa no le respondió en el primer tiempo y apenas recibió un gol cuando la historia pudo ser peor. En el segundo no tuvo trabajo y le marcaron mano a mano cuando el partido se moría. Tiene el crédito abierto.

Víctor Salazar: La pasó muy mal en el primer tiempo y como el resto del equipo se acomodó en el segundo. Fue responsable directo en el gol de Palmeiras y jugó atado. Pasó poco al ataque.

Esteban Burgos: Flojísimo debut. Tal vez los nervios le hayan jugado una mala pasada. El doble error en el gol y otras equivocaciones lo sacaron del partido en el entretiempo. Lo superaron siempre. Fueron apenas 45 minutos, pero olvidables.

Javier Pinola: No la pasó bien en el primer tiempo. La cancha pesada, sumada a la gran cantidad de minutos acumulada en lo que va de la temporada, tal vez le hayan jugado una mala pasada. Se acomodó en el segundo ¿Descansará el domingo?

Pablo Álvarez: Discreto como lateral, tuvo poco trabajo de central en el segundo tiempo. Su polifuncionalidad le permitió al entrenador reacomodar las piezas necesarias.

Hernán Da Campo: Se bancó el compromiso en un escenario adverso. Como casi todos se soltó en el segundo tiempo y hasta estuvo cerca de marcar. Coudet lo sacó cuando decidió quemar las naves.

Damián Musto: Venía de hacer un gran partido contra Colón y en Brasil no pudo ser la contención necesaria para resistir el aluvión de Palmeiras durante el primer tiempo. Mejor en el segundo tiempo.

Gustavo Colman: No pesó aunque en la segunda mitad fue salida prolija. Está claro que es un futbolista que depende de la pelota y en el primer tiempo, cuando no la tuvo, la vio pasar.

Jonás Aguirre: Mejor como lateral ofensivo que como mediocampista. Otro que disputó un flojo primer tiempo y levantó en el segundo. Discreto.

Franco Cervi: Inventó el penal que luego desperdició Ruben. El segundo tiempo tuvo más compromiso de su parte y por momentos se pareció un poco más al jugador que esperan que sea. Estuvo cerca de empatar con un par de zurdazos. Buen encuentro.

Marco Ruben: Falló un penal pero no por eso dejó de ser el más peligroso del ataque Canaya. Con Lo Celso en cancha se sintió mucho mejor y sus diagonales complicaron a la última línea rival. Solamente le faltó decidir mejor de cara al arco.

Germán Herrera: Ingresó para jugar el segundo tiempo y modificar el esquema. Su presencia fue importante porque agregó un problema a los defensores brasileños. Aportó sacrificio pero no tuvo situaciones.

Lo Celso: Entró por Da Campo e hizo lo de siempre, jugar y hacer jugar. Fue conductor, se asoció con Cervi y hasta tuvo algunas chances. Dejó la sensación de que es imprescindible en un equipo que desea siempre ser ofensivo.

Ijiel Protti: No tuvo tiempo para nada. Jugó solamente un rato.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo