sec-juego

Ante un equipo fantasma, alcanzó con destellos

Bolivia no hizo fuerza y a Argentina le alcanzó con dos goles marcados antes de los 20 del primer tiempo para ganarle con claridad y comodidad. Aunque el rival no fue medida, los de Martino mostraron algunos destellos del mejor fútbol que pueden dar.

Sergio Romero: Bolivia llegó solamente una vez en todo el partido, por lo que no se lo puede evaluar demasiado. De cualquier forma, mostró inconvenientes con los pies cuando sus compañeros buscaron apoyo en él.

Gabriel Mercado: Insospechado goleador. Otra vez fue fundamental, esta vez, llegando en posición de 9 para establecer el 1 a 0. Definitivamente se ganó un lugar en un puesto donde no hay mucha competencia.

Martín Demichelis: Partido especial. Posiblemente el último con la camiseta de la Selección Argentina. Una actuación muy prolija ubicado generalmente sobre la mitad de la cancha. Si fue su retiro con la albiceleste, estuvo a la altura.

Javier Pinola: Lo mismo que aporta en Central. Como Bolivia cedió el terreno cada vez que pudo tomó la lanza y rompió líneas. Defensivamente casi no tuvo trabajo. No desentonó en absoluto. Bien.

Marcos Rojo: Sin nada que hacer en el fondo fue parte habitual del circuito ofensivo, incluso con algunos remates al arco que no tuvieron buena puntería. Otra vez cumplió.

Javier Mascherano: Bienvenido su regreso. Fue el primer pase de salida y mordió en el medio las pocas veces que hubo que morder. Su presencia da otro semblante a un sector clave del terreno de juego.

Lucas Biglia: Mucho mejor que ante Chile. Claro que el rival también ayudó. Hizo todos los relevos y se animó a jugar. Volvió a ser ruda de auxilio.

Ever Banega: Algunas buenas apariciones. Le hicieron el penal que luego convirtió Messi. Tiene talento para dar un poco más.

Lionel Messi: El mejor de la cancha dentro de un equipo parejo. Otra vez jugó de conductor, en lo que parece será definitivamente su función en la Selección Argentina. Clave en el primer gol, hizo el segundo y regaló a los cordobeses un par de sus joyitas. Estuvo enchufado. Buena noticia.

Ángel Di María: Está salado. Otra vez se lesionó. En una noche que daba para lucirse no pudo hacer demasiado antes de ser reemplazado por Correa. 

Gonzalo Higuaín: Participativo y generoso. Su sed de revancha no le impidió habilitar a Mercado para el 1 a 0. Se generó algunas chances, aunque sin puntería. Redondeó un buen encuentro antes de darle el lugar a Agüero. 

Ángel Correa: Bien por el pibe. Es saludable y esperada su aparición. Jugó por izquierda pero suelto. Encaró y casi siempre ganó. Hasta estuvo cerca de marcar. Si Martino lo lleva de a poco pronto tendrá una nueva joya.

Sergio Agüero: Pocos minutos. En el rato que jugó armó una buena jugada por derecha que casi termina en gol de Rojo. 

Augusto Fernández: Apenas un ratito en lugar de Banega. Asoma como una de las alternativas favoritas del Tata, que lo puso en ambas jornadas.

Gerardo Martino: Plantó un equipo lejos del arco propio y no sufrió en toda la noche, con una dupla central inédita que rindió muy bien. El orden que nunca se perdió también entra en lo positivo. Al DT no se le puede reprobar la falta de puntería de sus jugadores para ampliar la diferencia.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo