Cualquier padre podría intuirlo, pero ahora un estudio lo confirma. En las tandas publicitarias que se ven en la programación infantil en televisión, abunda la comida poco sana. Después de los juguetes, sin duda las estrellas del marketing dirigido a menores, comidas y bebidas se ofrecen sin pausa. El problema es que, según los expertos, se trata de alimentos que favorecen el sobrepeso y la obesidad infantil. 

Fuente: http://alianzasalud.org.mx/
Fuente: http://alianzasalud.org.mx/

El proyecto fue realizado por un equipo de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC). En ese marco se analizaron 21.085 avisos comerciales emitidos en más de 1400 horas de televisión abierta y tres canales de cable infantiles. Conclusiones, en resumen: el 85% de los postres, los snacks, comida rápida y hasta algún yogur que se ven en las tandas superan ampliamente los umbrales de grasas, sal y azúcar que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se grabaron, para análisis, 1440 horas de programación durante tres meses, días laborales y fines de semana. Hubo 132 horas de publicidades en programas para la población infantil de entre 4 y 12 años y para la población general. El 46,7% de esos avisos se emite sólo en las tandas de programas para el público infantil. Los juguetes y los alimentos son los más promocionados con, respectivamente, un 20 y un 17 por ciento del total de publicidades.

Los alimentos más promocionados para público general fueron las bebidas dulces, los lácteos, los postres, las bebidas sin azúcar y las golosinas. En el caso de los chicos: los postres (flan, gelatina y postrecitos), los lácteos (yogur, queso y leche), las bebidas dulces (gaseosas, aguas saborizadas, jugos en polvo y preparados, y bebidas energizantes), las cadenas de comida rápida y los snacks salados (papas fritas, palitos, galletitas saborizadas, palitos de maíz).

El 85,3% de los productos supera en sus etiquetas de información nutricional los valores de grasas totales, grasas saturadas, grasas trans, azúcares, sal y calorías que se detallan en los Sistemas de Perfiles Nutricionales, una herramienta que diseñó la Oficina Regional de Europa de la OMS para que los países cuenten este año con parámetros de referencia para regular este tipo de publicidad. Lamentablemente, las estrategias para atraer la atención de los consumidores incluyen regalos, premios y el uso de personajes animados y famosos.