Desde fines del año pasado, la red municipal de salud pública dispone del equipamiento para realizar el estudio oftalmológico a nivel territorial. En dos meses se evaluaron 400 personas. De esta manera, el fondo de ojos deja de ser una práctica que sólo se hace de forma central en el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias de Rosario (CEMAR), garantizando el acceso a la salud en todos los barrios de la ciudad, informó la Secretaría de Salud municipal de Rosario.

Cecilia Dimarco, médica generalista, y Fabiola Vecchietti, enfermera, se encargan de hacer la consulta en cada efector, donde toman las imágenes con la tecnología donada. El estudio se realiza con una cámara de telediagnóstico que se apoya sobre el ojo y permite captar una foto donde se pueden visualizar lesiones que indiquen un problema oftalmológico. En el caso de encontrar una lesión, se realiza un diagnóstico y la persona empieza el tratamiento en el CEMAR con un equipo láser. 

Centros de salud municipales hacen prevención de ceguera en personas diabéticas

“Si no frenas ese proceso de retinopatía evoluciona a la ceguera. Lo que estamos viendo es que hay mucha cantidad de retinopatías”, indica la médica generalista. Hasta la fecha, a partir de los estudios realizados, se derivaron aproximadamente 50 personas con esta complicación al segundo nivel de atención, para que comiencen un tratamiento.  En este sentido, el equipamiento permite reconocer de forma rápida si hay alguna patología: “Tenemos situaciones donde hemos captado una retinopatía un viernes y el lunes a primera hora el paciente ya se estaba haciendo el láser para tratarla”, agrega.

En cuanto al fondo de ojos con esta tecnología, en la mayoría de los casos no es necesario dilatar las pupilas. Esto implica que las personas no tengan la necesidad de acudir acompañadas a la consulta y que se puedan retirar sin la molestia de tener la vista borrosa, debido a las gotas que se colocan para realizar el estudio de forma tradicional. 

Centros de salud municipales hacen prevención de ceguera en personas diabéticas

Ricardo Goñi, médico clínico y oftalmólogo, remarca que el programa trabaja en concordancia con las pautas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), buscando abordar las entidades prevalentes que son causales de ceguera prevenible, evitable y reversible. Una de ellas es justamente la retinopatía diabética. También afirma que este equipamiento oftalmológico “permite acelerar muchísimo los tiempos, porque de acuerdo a la gravedad del caso, abreviamos los tiempos entre la consulta, el diagnóstico y el tratamiento posterior. Tomado a tiempo puede bajar la chance de ceguera un 90 %”.

“Esto es lo que tenemos que hacer frente a una epidemia como tenemos, de diabetes, con 500 millones de diabéticos en el mundo. En Argentina, de diez personas que andan en la calle, dos son diabéticos”, afirma el especialista en oftalmología. Además valora el equipo otorgado por los clubes rotarios como uno de los mejores del mundo: “Esto es tecnología alemana de última generación, sin duda el mejor láser que hay en el sistema público y uno de los mejores que hay en Rosario. Y por suerte tenemos la capacidad instalada y el recurso humano para poder operarlo”.

Más tecnología para la red de Salud Pública Municipal

A mitad del año pasado, miembros del Rotary Club entregaron a las autoridades de la Secretaría de Salud Pública municipal el equipo destinado a prevenir la retinopatía diabética. Se trata de dos cámaras fundoscópicas no midriática Visuscout 100 de la casa Zeiss de Alemania, y un equipo láser de última generación, Visulas III de Argón 532 y YAG laser. La donación formó parte de un acuerdo firmado a fines del 2020 entre la Municipalidad y clubes rotarios de la ciudad y de Francia. 

Centros de salud municipales hacen prevención de ceguera en personas diabéticas

La incorporación de esta tecnología a la red se enmarca dentro del proyecto de telemedicina para descentralizar la toma de imágenes. De esta manera, se trasladan los equipos a los centros de salud del sistema de atención primaria y hospitales municipales para realizar la captación remota de imágenes y posteriormente enviarlas al Centro de Interpretación del tercer piso del CEMAR, en el área de oftalmología. Desde que comenzó el proyecto fueron realizados más de 1000 tratamientos láser.

La red de Salud Pública Municipal comprende dentro de cada distrito diferentes bases territoriales conformadas por centros de salud y hospitales. Cada una integra una oferta de equipos especialistas referentes a cada centro de salud barrial. De esta forma se deriva, según las necesidades de cada caso, al efector correspondiente, articulando diferentes niveles de atención para garantizar el acompañamiento y cuidado de los usuarios. En este sentido, se busca que toda práctica de atención que no requiera de soporte tecnológico centralizado pueda realizarse lo más cerca posible de los hogares de las personas. 

Para Dimarco contar con este equipo en la red de salud pública tiene un gran valor: “Es de gran importancia detectar y prevenir una patología como esta, que inevitablemente si no se diagnostica a tiempo lleva a la ceguera, con todo lo que eso representa para una persona. Esto es poder, a nivel masivo, realizar un tamizaje y llegar prontamente a la gente”. 

La retinopatía diabética es una complicación ocular tardía de la diabetes, y la causa más frecuente de ceguera prevenible en población de entre 20 y 65 años. No siempre presenta síntomas, y si lo hace, suelen aparecer de forma tardía. Durante la evolución de esta complicación pueden aparecer visión borrosa, visión nocturna deficiente, disminución o pérdida brusca de la visión. Los síntomas suelen afectar a ambos ojos pero no siempre de forma simultánea o simétrica. Es por esto que la prevención y la detección temprana son fundamentales.