Los casos de contagios con la variante Delta de coronavirus en Córdoba y Buenos Aires anticipan una tercera ola de la pandemia en el corto plazo y desde la Casa Gris se preparan para una nueva embestida de la enfermedad.

El director de Tercer Nivel del Ministerio de Salud de Santa Fe, Rodrigo Mediavilla, señaló que "a finales de septiembre o principio de octubre" podría registrarse en la provincia un incremento de nuevos casos. 

"Tenemos que estar preparados para la tercera ola, que por la lógica de la pandemia va a afectar a los más vulnerables, es decir, los que no estén vacunados y los más chicos", indicó el funcionario, en diálogo con LT8, y continuó: "Desde la Provincia se ha hecho un plan de contingencia pediátrico, hemos aumentado el 100 por ciento de las camas para anticiparnos".

Aunque se espera un nuevo brote de contagios, el médico reconoció que "lo peor ya pasó" y destacó los tres pilares de las políticas sanitarias nacionales y provinciales: el testeo masivo, el refuerzo en los hospitales y el plan de vacunación.

Respecto a los internados por coronavirus, Mediavilla dijo: "El 80 por ciento de las personas que están en terapia en este momento no están vacunadas".

Mientras el arribo de la variante Delta a la provincia se retrasa, el plan de vacunación avanza a buen ritmo. El viernes pasado, la ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, anunció que ya se inmunizaron con dos dosis contra el coronavirus un total de 1.350.000 personas, que representan al 40% de la población inscripta.

"El objetivo que nos proponemos es, en septiembre, llegar a los 2 millones de dosis, eso nos va a permitir prácticamente hablar de una inmunidad de rebaño o colectiva", afirmó la funcionaria.