Ante la compleja situación epidemiológica generada por la segunda ola de Covid-19 en la ciudad, el Consejo de Gestión de Riesgo de la Municipalidad resolvió activar un Plan de Contingencia Sanitaria consistente en la incorporación de más camas en el Hospital Carrasco, en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez y en el Policlínico San Martín.

En este sentido, desde el municipio explicaron que "se generará un incremento de los recursos necesarios, siendo este uno de los puntos a abordar en la mesa de relaciones laborales con el Sindicato Municipal". Asimismo, se prevé la incorporación de enfermeros, personal de higiene y mantenimiento y médicos.

Cabe señalar que durante la última ampliación del sistema sanitario se había llegado a una capacidad instalada con 31 plazas en el Hospital Roque Sáenz Peña, 32 en el Hospital Alberdi, 63 en el Hospital Carrasco y 52 en el Heca.

Paralelamente se dispuso además profundizar las intervenciones para obtener diagnósticos precoces en zonas con elevada demanda de hisopados a través de test rápido y dispositivos territoriales que se vienen desarrollando en centros de salud de todos los distritos.

También se avanzó con la estrategia de "llamadores", a través de la cual trabajadores de distintas áreas se capacitan especialmente para realizar el seguimiento de casos de covid. En el mismo sentido se reacondicionó el Centro de Aislamiento, que ya está en funcionamiento.