La ministra de Salud de la provincia, Sonia Martorano, sorprendió este jueves en conferencia de prensa al reprochar la apertura de gimnasios por fuera de la normativa vigente. "Me he enterado de que hay gimnasios funcionando en espacios cerrados, sin estar habilitados", dijo la titular de la cartera sanitaria. En tanto Luciano Gottig, integrante de la Cámara que representa a la actividad, respondió: "No me gustaría entrar en polémica. Compartimos la mirada de Martorano de que hay que cuidar a la población. Nosotros lo que hicimos fue hablar con la Municipalidad e hicimos una adecuación. Algunos tienen patios, otros ventanales, que se pueden abrir para tener ventilación cruzada. Con turnos reducidos, no vemos por qué no se puede trabajar".

El tono de Martorano había sido casi de reto: "Solamente al aire libre están habilitados, ¡eh! Ni gimnasios cerrados, ni estadios cerrados. Vamos a hablar con las autoridades locales por este tema y deberán evaluar sanciones, porque tienen la potestad. No pueden funcionar en el lugar cerrado, porque son fuente de contagio. Las actividades deben ser al aire libre".

Por su parte Lucas Jaime, del gimnasio Planet, aseguró a Rosarioplus.com: "Lo que hablamos con Sebastián Chale, de la Municipalidad, es que no hace falta estar al aire libre, que es suficiente con ventilación cruzada o reposición del aire. Con los protocolos que estamos aplicando, después de una hora y cuarto se desalojan los locales y se sanitiza todo. En sala de musculación, tenemos un 30 por ciento del aforo y en clases grupales no hay más de diez personas, siempre con tapaboca".  

Según coinciden todos los especialistas, las últimas medidas sanitarias que restringieron la circulación, están dando resultado. Si bien se mantiene una ocupación de camas altísima, en Rosario comenzó a verse un promedio de contagios diario levemente inferior al de hace un mes. Pero de acuerdo a lo que indicó Martorano este jueves, se está todavía muy por encima del ideal. "No es tiempo de relajarnos", dijo.

El planteo de la ministra fue en la misma conferencia en la que, por otra parte, cifró expectativas de que a este ritmo en un mes se haya logrado vacunar al 40% de la población santafesina. En este escenario, cada sector pelea para quedar afuera de los cierres. Los gastronómicos, por ejemplo, piden extensión horaria para este fin de semana del Día del Padre.