Uno de los grandes escándalos que dejó esta cuarentena fueron los polémicos lives que ofrecieron Luisana Lopilato y su marido Michael Bublé, en donde se ven algunas actitudes que en las redes sociales fueron consideradas bastante violentas tanto física como psicológicamente de parte del cantante con su esposa.

Un codazo, miradas amenazantes y enojos desmedidos en pleno streaming fueron solo algunas de las actitudes que se vieron del cantante y que despertó la crítica de todos, por lo que la actriz decidió salir a defender a su marido en su cuenta de Instagram. Pero no fue suficiente, ya que a pesar de que Luisana negó ser victima de violencia de género, no convenció a casi nadie.

Por lo que debido a que la polémica y las críticas de los usuarios no se detuvieron, la actriz y el cantante anunciaron que dejarán de hacer esos videos durante lo que dure la cuarentena. Otra de las razones se debe a que ambos ya empiezan con sus respectivas rutinas de trabajo y ya no disponen del tiempo necesario: Bublé comenzará la promoción de su nueva canción y la grabación de su nuevo disco, y Luisana comenzará con la promoción de La Corazonada, película que realizó junto a Joaquín Furriel y Maite Lanata, la cual se estrenará el próximo 29 de mayo en Netflix.