En tiempos de confinamiento, hay que tratar de reírse con cualquier cosa que pase para que el sentido del humor no se pierda. Y si, no se salvan ni los monarcas.

Hace unos días la reina Isabel II apareció en televisión para mandar un mensaje a los ciudadanos de Reino Unido. El fin fue mandarle ánimos a la población frente a la crisis del coronavirus y agradecerle a los médicos y enfermeros  por su labor.

Pero parece que su mensaje no fue lo mas movilizador, sino su vestido verde. Y en las redes lo vieron la oportunidad perfecta para usar el vestido de la reina como una pantalla de croma para proyectar cualquier cosa sobre ella.

Fue cuestión de tiempo para que luego de que Isabel II pronuncie su discurso, las redes se llenaran de montajes con el vestido de la Reina como protagonista.