Los contagios del Covid en Rosario mantuvieron un comportamiento bajo desde el principio, incluso con cero casos durante la fase cinco a fines de mayo, y recién a principios de agosto empezó a incrementarse hasta llegar al pico actual de más de 500 casos diarios. A la par pueden explicarse los focos de contagio y puede ilustrarse con un sugerente mapa de calor que publicó la Municipalidad de Rosario.

En cuanto a los focos de contagio, hasta el 21 de junio, entre el 35% y el 40% eran importados.  En aquel momento cualquier bonaerense, porteño o chaqueño, era considerado un forastero que podía infectar a una ciudad impoluta. Pero después de las restricciones en los ingresos a la provincia, y también limitaciones de circulación a nivel nacional, hicieron que se redujera este factor.

En un porcentaje similar se mostró el contagio por contacto estrecho, que fue bajando progresivamente a mediados de junio al 35%, la primera quincena de agosto al 28,3%, y actualmente se ubica en el 20,5%. Probablemente esa baja de 8% se deba a las restricciones de las reuniones familiares implementadas a fines de julio. 

¿Qué significa esto? Que a la par creció exponencialmente la circulación comunitaria: pasó de apenas un 3% al 21 de junio cuando no se estableció dicha calificación, a un 35% la primera quincena de agosto, a casi el 45% actualmente. También crecieron los casos bajo investigación, de manera proporcional al asedio del aumento de contagios.

Fuente: Municipalidad de Rosario
Fuente: Municipalidad de Rosario