El uso de barbijos,  protectores faciales o tapabocas ha tomado de sorpresa a muchos que tuvieron que correr a los tutoriales para aprender a hacerse uno y sentirse mas seguros durante las salidas al supermercado.

Pero otros no se dan tanta maña con las manualidades e intentan arreglarse con lo que tienen a mano. Ese fue el caso de Kelly Hogan Painter, que luego de enterarse de la recomendación de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, decidió sacrificar un juguete de su hijo para sentirse más segura.

Al supermercado...y más allá!
Al supermercado...y más allá!

Si, fue al supermercado con un casco del personaje Buzz Lightyear, el astronauta de Toy Story. Pero según ella elegir el juguete adecuado para cubrirse la cara no fue nada fácil: "Era Buzz o Chewbacca, y Buzz fue más práctico" expresó.

Las reacciones ante la peculiar forma de protección han sido criticadas de manera positiva y negativa. Algunos opinan que Kelly no toma la pandemia con seriedad; otros, aplauden la decisión al tratarse de un pequeño momento de alegría en tiempos difíciles.