La crisis sanitaria por la que pasa el mundo desde la llegada del coronavirus pareció darle otra buena excusa al ciudadano estadounidense para tener miedo de un estallido social, y según algunos informes la venta de armas creció exponencialmente desde que la pandemia llegó al país del norte.

Solo el 21 de marzo se compraron mas de 200.000 armas, un verdadero record para un mismo día. Pero como si eso fuera poco, solo en marzo se vendieron más de dos millones de armas, según una nota de la BBC.  Esta cifra superó por más de un millón la compra de estos artículos con respecto a marzo del 2019, y superó los 3.3 millones del 2015, que era el pico más alto de estas estadísticas.

¿Pero por qué armarse durante una pandemia? Según Timothy Lytton, profesor de leyes y experto en la industria de armamento, hay dos razones y ambas son generadas por el coronavirus: la primera es que la población tiene miedo que deje de haber policia en las calles, y la segunda es que los ciudadanos tienen miedo de que el gobierno elimine la posesión de armas.

"Algunas personas están preocupadas por el hecho de que el gobierno se está desmoronando y no las protegerá. Otros están preocupadas porque el gobierno se está volviendo demasiado fuerte y va a limitar su libertad", dijo Timothy Lytton.

Sea como sea, por el momento un barbijo es mucho mas sano, seguro y eficiente.