El parque de diversiones de Disney no zafó del coronavirus y también se vio obligado a tener que cerrar sus puertas al públicos. Pero un señor de 42 años aprovechó que ya no habría largas colas para entrar ni niños corriendo por todos lados y decidió ir a pasar la cuarentena en una isla dentro del recinto de Disney World, en Florida.

Richard McGuire, fue sorprendido en Discovery Island, una isla de 5 hectáreas donde planeaba pasar allí el resto de la cuarentena y que él mismo calificó como un «paraíso tropical». Estaba durmiendo en un edificio abandonado de la atracción y aseguró ignorar que la isla era un territorio de acceso restringido, aunque haya estado lleno de carteles de “Prohibido el paso”.

En su estadía no solo aprovechó todas las instalaciones, sino que hasta se lo vio navegar en un barco de su nueva "propiedad". Finalmente, McGuire fue detenido sin ofrecer resistencia y abandonó cabizbajo su efímero paraíso tropical.

Discovery Island albergó un zoológico antes de la apertura del parque Animal Kingdom de Disney, y permanece cerrada al público desde 1999. Mirá como está la isla abandonada en la que vivía el okupa.