El ministro de Seguridad, Marcelo Sain, suma en Twitter la cantidad de procedimientos, detenciones, vehículos secuestrados y demás incidentes del control policial sobre el cumplimiento de la cuarentena obligatoria. 

 
Así lo contabiliza cada día en su cuenta de la red social Twitter. Sin embargo, como decía el General, la única verdad es la realidad. Y en la ruta parece que el control brilla por su ausencia.
Testimonios volcados en las redes sociales, y otros viajeros que se comunicaron con Rosarioplus.com señalaron la orfandad de puestos de control en las rutas de la región.
Un viaje por el corredor de la ruta nacional N° 9, desde Armstrong hacia Rosario, y desde aquí hacia Buenos Aires, es posible hacerlo en estos días sin riesgo de que ningún puesto de la Agencia Provincial de Seguridad Vial chequee el cumplimiento de la normativa necesaria para circular en el marco de la pandemia de Covid-19.
Lo mismo relataron automovilistas que viajaron en las últimas horas hacia Santa Fe por la autopista Brigadier López, sin que ninguna autoridad le requiriera documentación alguna.
Por lo visto y contado, los controles acaso abunden en los centros urbanos, especialmente en los barrios de la periferia.