Un nuevo estudio concluyó que el 76% de los pacientes con coronavirus presentaban al menos un síntoma persistente desde los 14 días hasta las 16 semanas después de la infección aguda. 

Además, en el meta análisis, que se puede consultar en medRxiv, se analizaron casi 19 mil estudios y se muestran que los pacientes experimentaron 55 efectos persistentes después de la infección aguda.

Los datos fueron extraídos de los historiales de 47.910 personas de entre 17 y 87 años que participaron en 15 estudios que han evaluado síntomas o parámetros de laboratorio a largo plazo. Cada uno de ellos tenía un mínimo de 100 pacientes. Nueve estudios fueron de Gran Bretaña o Europa, tres fueron de Estados Unidos, y el resto, de Asia y Australia. Seis estudios se centraron solo en personas hospitalizadas por covid-19 ; los otros incluyeron casos leves, moderados y graves.

La investigación previa en Wuhan (China) y publicada en The Lancet mostró que el 76% de los pacientes que requirieron hospitalización informaron de al menos un síntoma 6 meses después, y la proporción fue mayor en las mujeres. 

Los efectos del coronavirus a largo plazo más identificados fueron fatiga (58%), dolor de cabeza (44%), trastorno por déficit de atención (27%), caída del cabello (25%), disnea (24%) o anosmia (24%).

Otros síntomas persistentes fueron pulmonares (tos, opresión torácica, disminución de la capacidad de difusión pulmonar, apnea del sueño, fibrosis pulmonar), cardiovascular (arritmias, miocarditis), neurológica o psiquiátrica (de pérdida, memoria depresión, ansiedad, trastornos del sueño) .

Durante el seguimiento, el 34% de los pacientes tuvo una radiografía de tórax anormal. También se observaron marcadores sanguíneos elevados que podrían utilizar como pronóstico de la enfermedad.