La limpieza de las manos y los productos se convirtió en un ritual que los argentinos sumamos a nuestros hábitos para prevenir el contagio de coronavirus y otras enfermedades. Sin embargo, científicos del Conicet y la Universidad Nacional de Rosario (UNR) advirtieron que la ventilación de los espacios cerrados es más importante que la sanitización de los mismos.

"En los últimos meses se incrementó la evidencia de que la principal forma de contagio es por aerosolización, es decir, las pequeñas gotitas que exhalamos todos al respirar o hablar, y se va acumulando en un ambiente", explicó Julieta Barchiesi, investigadora adjunta en CEFOBI - CONICET, en diálogo con Ariel Bulsicco en Sí 98.9.

La doctora en Ciencias Biológicas comentó: "El uso de barbijo disminuye mucho" el contagio, pero "un poquito de aerosoles se van acumulando con el tiempo".

"Siempre hay que tener las ventanas y puertas abiertas para que se renueve el aire, es la principal forma de cuidado que hay que tener y es hasta más importante que la limpieza de superficies", indicó.

Sobre la campaña de higienización que se viene realizando desde que comenzó la pandemia del coronavirus, Barchiesi dijo: "La limpieza normal es importante, pero no hay que fanatizarse con esto". "No es necesario sanitizar todos los productos", apuntó y ejemplificó: "Vuelvo del super, guardo las cosas, me lavo las manos y ya está".

Barbijo, alcohol en gel sirven, desde luego, pero lo más importante es disipar la aerosolización.
Barbijo, alcohol en gel sirven, desde luego, pero lo más importante es disipar la aerosolización.

En cuanto al retorno a las aulas de los alumnos, los científicos del Conicet y de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) le enviaron un documento a la ministra de Educación de Santa Fe, Adriana Cantero, en el cual le pidieron que se revisen los protocolos y se incluyan módulos de 45 minutos (en lugar de 90) con recreos de 10 minutos cada uno.

"Lo ideal es medir la ventilación del aula. Una forma de hacerlo, de manera indirecta es a través de medir el nivel de dióxido de carbono", propuso. En este sentido, indicó que el índice máximo admisible es de 400 partes por millón (ppm) al aire libre, y en un espacio cerrado, esa presencia no debe superar las 700 ppm.

Por último, la investigadora Adjunta en CEFOBI - CONICET manifestó que "no hay tiempo seguro" en el cual el covid-19 se disipa de un ambiente cerrado, pero "se sabe que el aerosol con virus puede estar dos o tres horas en un lugar cerrado".

#NadieEsPerfecto - Julieta Barchiesi by Sí 989