Paso a paso, varias actividades volverán al ruedo en la provincia de Santa Fe. El gobernador Omar Perotti confirmó este lunes que en las próximas horas fijará con intendentes y presidentes comunales las pautas para habilitar algunos rubros desde el miércoles, aunque Rosario y la capital provincial tendrán que esperar el visto bueno de Nación. 

"Se pudo ver el avance y los esfuerzos de los santafesinos hechos realidad", celebró el gobernador este lunes por la noche, para luego confirmar que poco a poco comenzará a reactivar la economía de la provincia. Aclaró, sin embargo y hasta el cansancio, que el Gran Rosario y Gran Santa Fe "tienen su particularidad".

El resto de las localidades empezarán a reactivarse el miércoles. Primero, el martes, habrá charlas con intendentes, presidentes comunales y entidades gremiales para definir protocolos y confirmar la vuelta del comercio mayorista y minorista, las mudanzas, los fletes, las actividades inmobiliarias, obras privadas de hasta cinco trabajadores, peluquerías, servicio de manicuría y podología. 

La forma en que estas actividades se rehabilitarán quedará "en manos de municipios y comunas" aunque la Provincia ya adelantó que se irá hacia un sistema de "desdoblamiento" entre los turnos mañana y tarde. En primera instancia, se espera que bancos, entidades de cobro y las profesiones liberales se desarrollen por la mañana, mientras que en turno vespertino tocará al comercio.

Las grandes ciudades

A pesar de los números alentadores, Rosario, Santa Fe y las localidades que las rodean, necesitarán del visto bueno del gobierno nacional para conseguir algunos permisos. Perotti confirmó que "iniciamos el pedido" y que el mismo "ha sido muy bien recepcionado".

El gobernador solicitó al jefe de Gabinete que el Gran Rosario y Gran Santa Fe puedan volver a contar con obras privadas de hasta cinco trabajadores, mudanzas y actividad inmobiliaria. El comercio minitorista y mayorista, así como las otras excepeciones habilitadas en el resto de la provincia, tendrán que aguardar un poco más.

Por otro lado, Perotti confirmó que Rafaela dejó de ser considerada una ciudad de circulación de conglomerado por lo que le corresponden las mismas excepeciones que al resto de las pequeñas localidades.