Al menos dos lagunas ubicadas en la ciudad de Trelew comenzaron a mostrar un color rosa intenso, desde hace algunas semanas, por un importante volcado de efluentes de la industria de la pesca de la ciudad de Rawson.

Además del color llamativo del agua, la contaminación trajo olores nauseabundos, proliferación de insectos y otros vectores.

El insólito hecho provocó un cruce entre el secretario de Obras Públicas de Trelew, Sebastián de la Vallina, y el responsable de Regulación y Control Ambiental de la provincia, Juan Micheloud. Según el funcionario provincial, el vertido de los desechos había sido autorizado y aseguró que “el color rojizo no provoca daño y en unos días desaparecerá”.

Por su parte, De la Vallina apuntó: “Que Micheloud minimice lo que está pasando como si fuera algo natural es preocupante. No dijo la verdad”. Y pidió las explicaciones del caso y exigió el estudio de las aguas que están vertiendo.

Según publicó el diario Jornada, Micheloud afirmó que el volcado de líquidos se encuentra contenida a través de un acta de acuerdo realizada el pasado 18 de junio entre la empresa Rawson Ambiental S.A. (RASA), la Municipalidad de Rawson y Corfo. Y afirmó que “en el primer encuentro entre estos organismos participó el señor De la Vallina, en representación de la ciudad de Trelew”.

De la Vallina respondió que Micheloud faltó a la verdad: “Nosotros, en una reunión donde estuvimos cara a cara con Micheloud, la empresa RASA y la directora de Ambiente de Rawson, pusimos en disconformidad y dijimos que no íbamos a acompañar ese acuerdo. No estamos de acuerdo que por el problema de una empresa quieran autorizar derramar líquidos son previo tratamiento en las lagunas de Corfo. Así y todo, lo hicieron”.