De cara a la jornada de debates no vinculantes sobre la Ley de Humedales que se desarrolló este viernes en el Concejo de Rosario, donde arribaron diputados nacionales miembros de la Comisión de Ambiente, su impulsor y presidente Leonardo Grosso y la diputada Graciela Camaño dialogaron con la prensa y adelantaron su postura determinada de “llegar a fin de año con una ley”.

Para que esta vez la ley que lleva diez años postergada llegue a buen puerto, Grosso adelantó que se está trabajando en conformar una comisión conjunta: “Vamos a pedir el tratamiento conjunto en las tres comisiones en conjunto para hacer más rápido el proceso y que este año tengamos una Ley de Humedales, para que no se dilate pasando de comisión en comisión”.

Adelantó sobre el estado de las negociaciones en ese sentido que “ya hay acuerdo con el presidente de la Comisión de Presupuestos Carlos Heller y nos falta construir el acuerdo con el diputado Ricardo Buryaile presidente de la Comisión de Agricultura que es más reticente. Es ir más allá de la voluntad de quien preside cada comisión y por eso estamos impulsando este debate para regular los presupuestos mínimos de cómo se desarrollará la actividad una vez que salga la ley”.

Y en sintonía Camaño lanzó: “Todos dicen que hay acuerdo para el debate de la ley, vamos a ir a otras provincias para que colegas que se niegan a tratar el tema, lo atiendan. Esta ley debe dar una señal clara a cada provincia para que proteja sus humedales. Deben allí convivir las personas, fauna y flora, las aguas y la producción”.

En torno a lo que se estaba debatiendo este viernes desde media mañana, Grosso precisó: “La idea es una jornada de trabajo con la comunidad científica las organizaciones los actores de esta ciudad que ha sido afectada por el daño a los Humedales del Delta del Paraná, y es en el marco del debate que estamos dando en el Congreso de la Nación, para conocer la problemática en primera persona”.

Aseguró entonces que el impulso de este debate “obligará a que el Congreso salde una deuda histórica con la sociedad. El proyecto de ley regula y preserva los ecosistemas. Esta ley no prohíbe ninguna actividad, son varios proyectos que se debatirán en Ambiente, luego Presupuesto y luego Agricultura”, aclaró.

Camaño recordó que la Comisión de Ambiente “siempre quiso que haya Ley de Humedales”, y arremetió: “En el país tenemos un 72 por ciento de desertificación territorial. Muchas veces dicen que somos un país rico. Si no cuidamos la riqueza que tenemos no somos un país rico. El humedal es una parte del territorio con características que beneficia a todo el territorio. Decimos que hay que utilizarlo de forma sostenible, no estamos diciendo nada raro ni perjudicar a nadie. Es convivir con respeto. Cada cual cree que puede usar un pedazo como quiere y no es así, hay que poner un orden en el uso del suelo”.