El delantero Rodrigo Salinas se convirtió, este martes por la noche, en el séptimo refuerzo de Newell's Ol Boys. El atacante se sumará este miércoles a los entrenamientos que el plantel llevará a cabo en Bella Vista.

El jugador de 33 años, que también era pretendido por Colón de Santa Fe, llega a la Lepra, a préstamo con cargo, tras no ser considerado por el DT de Vélez, Gabriel Heinze.

Salinas vistió la camiseta de Rosario Central en la temporada 2011/2012 (disputó 7 partidos y no convirtió goles), por lo tanto, rompió una racha de 35 años sin que un futbolista pase por Arroyito y el Parque antes de finalizar su carrera.

El último jugador en vestir la camiseta de los dos clubes más importantes de la ciudad había sido el arquero Juan Carlos Delménico.

El delantero, que también jugó en Chacarita y Godoy Cruz, se convirtió en el séptimo refuerzo rojinegro. Antes llegaron Cristian Lema, Santiago Gentiletti, Julián Fernández, Ramiro Macagno, Matías Orihuela y Lucas Albertengo.