El preinforme de la autopsia del hombre de 64 años que murió en la sala de guardia del Hospital Provincial del Centenario indicó “muerte natural, sin lesiones de origen traumático”. Así lo adelantaron este lunes voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

“Se observó líquido citrino abundante a nivel pleural y peritoneal, cirrosis hepática, sangre en cavidad gástrica, hipertrofia cardíaca con induración de arterias coronarias”, agregó el comunicado en relación a la investigación a cargo de la fiscal Valeria Piazza Iglesias.

Por otro lado, remarcaron que se secuestró libro de guardia del día del hecho, se tomaron testimonios a testigos, se solicitaron cámaras de seguridad del hospital y exámenes anatomopatológicos y “se preservaron materiales genéticos para dicho examen”.

En tanto, el MPA detalló que se solicitó un informe al Ministerio de Salud sobre el sumario administrativo iniciado y también pidió a los familiares de la víctima que se presenten en Fiscalía para la toma de testimonios.

Un sistema colapsado 

“El Centenario es cabecera de derivación de la región. Por lógica, primero hay que atender las urgencias y la consulta queda en un segundo plano”, explicó en Sí989 la secretaria gremial de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA), Sandra Maiorana.

Asimismo, advirtió que que “no se cubren las vacaciones del personal del consultorio, por lo cual los pacientes se vuelcan a la guardia”. “La solución no es poner un médico más, porque puede que no tenga lugar físico para atender. No alcanzan las camas de las salas ni de terapia intensiva y a veces se tienen que utilizar consultorios para internar”, agregó.

“El sistema está desbordado desde hace años y en el último tiempo esto se incrementó por la cantidad de gente que ha perdido la cobertura social o que aun teniéndola no puede pagar un medicamento. Sobre esta base se da un aumento de pacientes en el invierno”, sumó Maiorana y concluyó: “La sobrecarga y el nivel de estrés de los médicos es terrible. Cada vez tenemos más población hospitalaria y los recursos son los mismos”.