sec-corbata

Un fallo sin perspectiva de género: presa tras una hemorragia posparto

Una mujer de 32 años oriunda de la localidad de Arteaga parió hace dos meses en su vivienda a su hijo de 35 semanas de gestación e ingresó con una gran hemorragia al Hospital San Carlos de Casilda. Su bebé falleció en el hogar, y la mujer fue detenida durante dos meses en el penal n° 4 de Santa Fe acusada de homicidio por omisión. 

Al momento de parir, la mayor de las hijas de la mujer llamó al servicio de emergencias que la llevó desangrándose al hospital. Voceros del MPA precisaron a Rosarioplus.com que "al ser atendida por dos doctoras del Samco local, la mujer no informó del nacimiento del bebé; con ésto impidió que se le brinde asistencia al recién nacido, que fue encontrado sin vida por la policía horas después en el baño de su vivienda, en una bolsa de residuos"

El fiscal Juan Pablo Baños imputó a la madre por homicidio por omisión y pidió la prisión preventiva sin plazo, medida que fue otorgada por la jueza Mariel Minetti. Este miércoles la defensa de la mujer apeló la medida, y la jueza Carolina Hernández decidió otorgarle la prisión domiciliaria.

Otra mujer que habría asistido a la joven en el parto se encuentra cumpliendo prisión domiciliaria, imputada como participe necesaria, hasta el 31 de octubre. 

Sin perspectiva de género

Desde Servicio Público de Defensa Penal, alertaron sobre "la falta de perspectiva de género" de la jueza de primera instancia que envió a la joven al penal durante dos meses, después de haber parido, tenido una hemorragia, y perder a su hijo. 

La Defensora provincial Jaquelina Balangione precisó en diálogo con Verónica Luchessi en 98.9 que “para que una persona esté presa se debe demostrar que hay un peligro de fuga ó que entorpezca la prueba. Si no se puede demostrar ninguna de las dos el sistema penal debe darle la libertad, porque mientras la persona no esconde nada es inocente hasta que se demuestre lo contrario”.

La titular de la Defensoría precisó que “preocupa la mirada estructural de falta de perspectiva de género por haber ordenado su detención apenas se recuperó de la pérdida de su bebé, y enviarla a la ciudad de Santa Fe, que es a 250 kilómetros de su domicilio, donde dejó tres hijos menores de edad en su pueblo, siendo ella el único sostén de su familia. El estado puerperal es muy duro, se suma el fallecimiento de su hijo, y ella estuvo en una celda de resguardo, no imagino su situación emocional”.

Balangione criticó que el fiscal apuntó directamente a la prisión preventiva: “Es la medida más gravosa. Es la última instancia en una situación donde primero hay que pensar que es inocente, y segundo tomar en cuenta a un contexto de vulnerabilidad social, por lo que cabe preguntarse ¿adónde se puede fugar recién parida y con tres chicos a su cargo?”, se preguntó.

La defensora de Santa Fe aseguró que con el defensor de la joven evaluarán la situación: “Ayer por lo menos se obtuvo la prisión domiciliaria, aunque es bastante grave porque no puede salir a trabajar siendo sostén de la familia. Se le pudo haber dado una libertad restringida, con presentaciones en Fiscalía. En este caso considero que se han apurado, me pregunto qué pasa si se demuestra que ella es inocente. Vamos a buscar evidencias para probar su inocencia”.

Balangione destacó que la hemorragia y pérdida de su hijo “es un hecho en contexto de género, y ella se enmarca además en un contexto de vulnerabilidad económica y social, por lo que deberían haber obrado en el marco de la Ley de Protección integral de la mujer, que la contempla como sujeto especial a ella y a sus hijos en la CIDH, se debían duplicar las garantías”.

“Si es inocente o culpable se verá en el juicio, pero el cuestionamiento es que no vemos necesario que mientras tanto la tengan presa sin evidencias de que se va a fugar”, enfatizó.

La videoconferencia como agravante

La Defensora Pública destacó además que la medida de la prisión preventiva se dictó tras una videoconferencia, “aun cuando la defensa pública se opuso y no le hicieron caso. No se puede consentir la videoconferencia en cualquier tipo de audiencia”.

En este sentido detalló: “Apenas tuvo la pérdida la llevaron a Santa Fe, la tuvieron sola en un cuarto sin que se pueda ver quiénes estaban con ella, si le garantizaban la confidencialidad, sus defensores no estaban junto a ella sino en la sala audiencias de Casilda”.

Escuchá la entrevista completa a la defensora Balangione en Sí 98.9:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo