sec-corbata

López Molina sobre Pillín: "Alguien tiene que ponerle el cascabel al gato"

Luego de que el líder de la barrabrava de Rosario Central Andrés “Pillín” Bracamonte fuera detenido este lunes por una causa de lavado de dinero, el concejal Roy López Molina aseguró que los dos taxis secuestrados corresponden a la información que manejaba en su pedido de informes a la Municipalidad presentado oportunamente.

En diálogo con Vero Luchessi en Sí 98.9, el vicepresidente del Concejo y dirigente del Bloque Cambiemos recordó: “Hace meses recibíamos información de las licencias que podía llegar a tener Bracamonte, y los dos taxis secuestrados en los allanamientos del lunes corresponden a dos de las seis chapas que hemos pedido información a la Municipalidad”.

El municipal, aclaró Roy, es un debate paralelo a la causa judicial, ya que consideró que “parte del servicio publico de taxis está vinculado a barrabravas del fútbol y la violencia que ésta genera hace unos diez años en la ciudad”. Y destacó como importante saber los recorridos de estas licencias para también poner a disposición de la Justicia.

Los allanamientos del pasado lunes, en un operativo de tres ciudades y 15 viviendas, que terminó con “Pillín” detenido, permite “completar el rompecabezas, y rescatamos el coraje del fiscal Miguel Moreno”, destacó y consignó que hasta el defensor Carlos Varela reconoció públicamente que el dinero en efectivo secuestrado (2.500.000 pesos) en la vivienda era de origen por la explotación del servicio público de taxis”.

Sobre esas licencias secuestradas, el concejal del PRO avizoró: “Habrá que ver que dice el fiscal sobre ese entramado de lavado de dinero, si las licencias o autos fueron adquiridas, o si forman parte del entramado para el lavado. Son dos hipótesis posibles que se verá en la imputación, y desconozco las pruebas que tendrá”.

López Molina aclaró que ninguna de las licencias investigadas aparece a su nombre en el pedido de informe que elevó en mayo y que hace una semana el Concejo se hizo cuerpo. Sin embargo se encuentran a nombre de personas allegadas a su entorno familiar.

El pedido de informes también incluía investigar a las cuatro empresas a las que apunta el fiscal por lavado de activos, aseguró el edil cambiemista, mientras que en el pedido de informes se consultaba si si eran o no empresas vinculadas a Bracamonte.

Roy destacó que esta clase de delitos complejos un municipio no tiene los equipos técnicos para detectar si la inversión es de origen ilícito, “pero sí puede y debe en sus competencias solicitar más información”, aseguró.

Finalmente fustigó: “Cuando iniciamos el pedido de informes recibí por redes los comentarios de que era un secreto a voces y lo sabia todo el mundo, pero alguien tiene que poner el cascabel al gato. Mas allá del mito urbano, hay que decir el nombre y apellido”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo