Si bien es una prioridad para el nuevo Gobierno de Santa Fe, la ingeniería para convertir en realidad el boleto educativo gratuito no es para nada sencilla. Desde la Secretaría de Transporte provincial anticiparon que difícilmente llegue a implementarse con el inicio del ciclo lectivo. 

“El gobernador Perotti nos señaló que el boleto gratuito es el tema prioritario, y estamos trabajando sobre eso diseñándolo, porque a diferencia de una franquicia, el costo no recaerá sobre el usuario sino que lo afrontará el Estado”, adelantó el secretario de Transporte Osvaldo Miatello. No obstante, su implementación no comenzará con el inicio de clases, en marzo próximo.

Aseguró que “es una decisión y una prioridad, aunque no puedo hablar de tiempo hasta no estar en condiciones de sostenerlo, y de implementarlo de una forma transparente”, aclaró. 

Para el ex concejal de Rosario, “no es una política de subsidio, sino social y educativa, de modo que estamos trabajándolo para ver qué estudiantes estarán en condiciones de detentarlo o no”

La búsqueda es que se trate de un sistema “razonable”, por lo que “un alumno que vive a cinco cuadras de la escuela no es razonable que lo tenga, sino aquellos que viven lejos”. También se considerarán los alumnos de universidades privadas, y será “tanto urbano como interurbano, estamos viendo el tema de distancias para un tipo de subsidio u otro”, aclaró Miatello.

“El sentido es que llegue a los que iban a estudiar o enseñar y el transporte se volvía una traba para hacerlo”, cerró el secretario.