Ana de Armas, la actriz cubana que “resucita” a Marilyn Monroe contó las situaciones paranormales que vivió mientras rodaban el film. La película Blonde (Rubia) se estrena en Argentina el próximo 28 de septiembre. 

“Creo que ella estaba feliz. Aunque también tiraba cosas de la pared y otras se estrellaban en el suelo si se enfadaba y no le gustaba algo”, reveló la artista. Y agregó: “Quizá esto suene muy místico, pero es cierto. Todos lo sentimos”.

“Realmente creo que ella estaba muy cerca de nosotros. Estaba con nosotros”, dijo la actriz latinoamericana que necesitó entrenamiento de voz para disimular su acento español y captar la esencia de Monroe.

Andrew Dominik, el director, contó que el rodaje comenzó el 4 de agosto, el aniversario de la muerte de Marilyn en 1962 cuando apenas tenía 36 años. 

Las escenas iniciales de Blonde se rodaron en el mismo apartamento en el que Monroe había vivido con su madre, quien sufría una enfermedad mental. En cuanto a la muerte de la actriz, fue grabada en la misma habitación en la que encontraron su cuerpo. “Definitivamente, tomó elementos de ser como una sesión de espiritismo”, afirmó el australiano.