“El equipo irá con Luciano Pocrnjic; Luis Advíncula, Fabricio Formiliano, Néstor Moiraghi, Nehuén Paz; Sebastián Prediger, Juan Ignacio Sills; Joel Amoroso, Mauro Formica, Maxi Rodríguez; Ignacio Scocco”. De esta manera, Diego Osella confirmó a los once para enfrentar al domingo, a las 20, a River en el Parque de la Independencia. Tal como se preveía, realizará dos modificaciones respecto del choque ante Racing: Juan Ignacio Sills por Facundo Quignón e Ignacio Scocco por Jalil Elías.

“Lo vemos bien a Nacho, decidimos que vuelva al primer equipo. Estando en plenitud en lo físico, muy importante en nuestra estructura y por eso tiene que jugar. No sé para cuánto estará, pero tiene que arrancar por lo que significa para nosotros”, dijo el entrenador leproso. Y agregó que, con el regreso de Scocco, podrá formar nuevamente el tridente ofensivo junto a Mauro Formica y Maxi Rodríguez: “En ataque tenemos libertad, con rotaciones permanentes, encontrando el lugar en la cancha donde se sientan cómodos. Lo único que no tienen que hacer es amontonarse o estacionarse en un solo lugar. Tienen libertad para poner al servicio del equipo toda su imaginación y jerarquía”.

Osella lamentó la ausencia de Quignón porque “está pasando por un gran momento”. “Se adaptó rápido a lo que pretendemos. Además de su buen pase de salida, nos da la presión en campo rival, es uno de los recuperadores más importantes que tenemos y de los mejores del país”, consideró.

Enseguida ponderó al doble cinco que dispondrá el domingo: “Confiamos en los reemplazantes. (Sebastián) Prediger ya jugó el otro día ante Racing y (Juan Ignacio) Sills se recuperó de la lesión. Veremos para cuánto está, quizás no llega con la intensidad que queremos, pero es un jugador muy táctico que sabe ubicarse bien en la cancha. Apostamos a la experiencia de ellos. Por suerte tuvimos tiempo para trabajarlo”. 

Respecto al partido ante River, dijo: “Tenemos que presentar un equipo que intente sostener el balón, que tenga vocación ofensiva y que preocupe al rival. Si salimos a dejar que River juegue será un problema. Imagino un partido de ida y de vuelta, abierto e intenso por las características de los jugadores en cancha”.

Y añadió: “River es un equipo de jerarquía, con un entrenador de jerarquía y jugadores que pasan por un buen momento. Es uno de los grandes, que se ha reforzado bien, un rival de riesgo. Está a dos puntos nuestro y necesita ganar. Es un equipo que propone siempre. Tomaremos los recaudos necesarios para hacer un partido sólido pero sabiendo que si lo atacamos tiene sus puntos en los que podemos lastimar un partido súper complicado”.

El plantel rojinegro volverá a entrenar este sábado a la mañana y luego quedará concentrado en Ricardone a la espera del choque frente al Millonario. Mauro Matos quedará concentrado después de varios partidos afuera por una tendinosis de Aquiles y en las próximas horas se decidirá si puede ir al banco de suplentes.