Nos comimos la curva del otoño, y en lugar de ir directo rumbo al frío invernal el clima viró y depara las próximas jornadas con temperaturas máximas de entre 28 y 30°C. Eso sí, de la humedad, Rosario no se salva.

El miércoles se anuncia entre templado y cálido, una mañana neblinosa, y la tarde que permanecerá parcialmente nublada. El aire que apenas se moverá desde el noreste ni siquiera puede llamarse viento.

El termómetro irá hasta los 29°C. 

Algo parecido sucederá el jueves, que estará mayormente nublado y con temperatura máxima de 30°C. Y el viernes, también con nubes y el termómetro entre los 16°C y 28°C. El sábado también, y el domingo, igual. 

Uff. ¿Para qué sacaste las camperas?