La semana cierra con una lluvia tímida, chaparrones que no se deciden a soltarse en las primeras horas.

Por lo menos, alcanza para refrescar y comenzar el viernes con temperatura agradable y el viento que empieza rotar: deja el cálido cardinal norte y se va hacia el Sudeste. 

Con todo, la máxima hoy llegaría a 30°C. Y la constante de alta probabilidad de tormenta a lo largo de la jornada. 

El sábado no será distinto, con el agregado de que el calor aflojará un escalón más. Y habrá mayor amplitud térmica, de 14 a 27°C.

Los chaparrones continuarán desde la mañana hasta entrada la tarde. Y recién escampará hacia la Nochebuena, como para sacar la mesa al patio, si la parentela es numerosa. 

El domingo de Navidad estará templado, agradable, pero nublado. No lloverá, pero las nubes cubrirán el cielo.