Humedad al tope, niebla, y jornada pesada. Así arranca la última semana de julio. Una mañana pegajosa y con inestabilidad en el horizonte. Será así la mayor parte de la semana entre humedad, agua en las veredas y agua desde el cielo.

Desde temprano habrá una garúa incesante que moja todo muy despacio y con paciencia. Igualmente puede haber una tormenta en la primera mañana. ¿Frío? No te conocemos. De los 14 grados antes de las 7 a los 22/23 grados a la tarde. Recién el jueves puede bajar la temperatura.