El martes comienza muy agradable con linda temperatura y un cielo celeste, pero hacia la tarde-noche se pondrá inestable. Lo más probable es que esa inestabilidad no pase de largo y quede en Rosario. Tormentas aisladas, tormentas de primavera, esas que de golpe y en algún sector de la ciudad moja con ganas en poco tiempo.

Por lo menos se podrá disfrutar de una mañana y tarde espléndida con 29 grados de máxima, igual que el lunes. De a poco irán ganando las nubes el cielo y cuando te querés dar cuenta estás caminando bajo un techito. El miércoles será lluvioso todo el día.