La lluvia llegó para quedarse y no se irá de la región hasta el próximo lunes a la tarde. Aunque por momentos el agua dará un respiro, habrá tormentas aisladas durante todo el fin de semana.

Según el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), la temperatura máxima para este sábado será de 27 grados y la mínima de 23.

En cuanto al viento, la intensidad será leve (entre 7 y 12 kilómetros por hora) y la dirección variable: noreste por la mañana, norte por la tarde y sudeste por la noche.

Respecto al fin de la lluvia, el SMN anticipó que los rosarinos volverán a ver el sol recién el lunes por la tarde.