sec-juego

Y un día volvió Nacho

Tanto se lo esperaba, tanto pedían que vuelva aquel delantero efectivo, picante y sin piedad de cara al gol, que dijo “acá estoy de nuevo”.

Después de cuatro meses, en lo que fueron 9 partidos sin convertir  -el último había sido en el 3 a 1 frente a San Lorenzo- Nacho Scocco convirtió un gol. A los 8 minutos del complemento, hizo una de goleador: se desprendió de la marca tras un tiro libre de Figueroa y pescó una pelota boyando para mandarla al fondo del arco.

Sirvió para darle tranquilidad por un rato a un equipo que se mostró impreciso y con flojo manejo de pelota. Pero antes, en el primer gol demostró la precisión de su pie derecho para ponerle la pelota en la cabeza a Castro. Desde el inicio de la pretemporada la incógnita sobre el delantero era si podría volver al nivel que demostró en el torneo de Newell’s campeón. Los primeros partidos se lo vieron un poco pesado, con poco ritmo y sin poder aguantar la pelota, pero a partir del partido con Vélez comenzó a responder mejor y a demostrar su clase.

Si bien no ha logrado aquel nivel tan solicitado, se muestra inteligente y con la calidad de siempre. Como a los 44 del segundo tiempo, cuando aguantó la pelota al borde del área contraria en un momento en que los minutos quemaban y eludió a dos jugadores de manera impecable sin poder rematar.

“No estaba tan preocupado por el gol, sino por encontrar el ritmo y el juego. Me estoy sintiendo mejor partido tras partido”, dijo al término del encuentro quien fue distinguido como la figura del encuentro. 

Números: 

Este fue el gol número 54 de Nacho en Newell’s y se sube al podio de los goleadores de la lepra. Y un dato curioso: desde su vuelta en 2012 de la mano de Martino, convirtió en 23 partidos, y en esos partidos nunca perdió la lepra ya que ganó 18 y empató 5.  

La vuelta al gol

 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo