Una pacífica multitud se concentró en el Monumento

Rosario también se movilizó para pedir justicia por la muerte del fiscal Alberto Nisman. La multitud se reunió en el Monumento a la Bandera y copó la zona en buen número, tal y como sucedió en otras ciudades del país. Los rosarinos marcharon sin oradores ni banderías políticas.

“Verdad y Justicia para la República”, pudo leerse en una de las tantas banderas que se alzaron este miércoles en el Monumento. Otras, reclamaban soluciones y respuestas para las víctimas de la inseguridad en Rosario. Los presentes trataron de mantener la política afuera y ante el intento de algunos por cantar contra la presidenta Cristina Kirchner o el gobernador Antonio Bonfatti, el resto los detuvo. “Política acá no”, dijeron.

Pasadas las 7 de la tarde el sector de la explanada ya lucía totalmente cubierto, al igual que el Patio Cívico y parte de la Avenida Belgrano. Sin cacerolas, reinó el silencio, aunque cada un par de minutos los manifestantes aplaudieron pacíficamente. La concurrencia estuvo marcada por un predominio de personas mayores, y de una extracción social clase media acomodada. La desconcentración comenzó minutos después de las 8 de la noche.

Algunos funcionarios dieron el presente

Tal y como habían anunciado en la previa, algunos funcionarios acompañaron la manifestación en el Monumento a la Bandera. Asistió el precandidato a gobernador, Mario Barletta, el Senador Nacional y precandidato a Diputado Provincial, Rubén Giustiniani, y los concejales Miguel Zamarini, María Eugenia Schmuck, Daniela León y Roy López Molina, entre otros.

Las redes sociales fueron reflejo de lo sucedido.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo