Una elección pareja, para comerse las uñas

El doble festejo de gobernadores electos se registró cerca de las 22, cuando apenas se había escrutado más de la mitad del total de votos emitidos en la provincia. En ese momento, el candidato a gobernador del Pro Miguel Del Sel se ubicaba en el primer lugar pero por muy escaso margen. Un punto abajo lo seguía de cerca el candidato del Frente Progresista Miguel Lifschitz y menos de dos puntos abajo del ex intendente de Rosario se ubicaba, en tercer lugar, el candidato del Frente Justicialista para la Victoria Omar Perotti. En resumen, apenas tres puntos de diferencia entre el primer y el tercer lugar, un empate entre tres candidatos. 

Pasada la medianoche, cuando los votos escrutados alcanzaban el 93,48 por ciento y ya no había candidatos hablando por televisión, se mantenía el “empate técnico de tres”, pero con otro ranking. En el primer lugar, se ubicaba Lifschitz con 547.120 votos (30,72%), seguido por Del Sel con 545.096 votos (30,60%) y en tercer lugar permanecía Perotti 520.425 votos (29,22%). Lejos de esa carrera, Oscar Cachi Martínez con 65.253 votos (3,66%) y más lejos aún Octavio Crivaro con 41.331 votos (2,32%).

En tanto que, con el 92,18 por ciento de las mesas escrutadas, en la intendencia de Rosario se confirmaba la información de las mesas testigo del Frente Progresista con las que había festejado Mónica Fein su reelección. La socialista logró 152.917 votos (30,24%) y quedó muy cerca Anita Martínez del PRO, que obtuvo 141.740 (28,03%). Una muy buena elección hizo el candidato del Frente Justicialista para la Victoria Roberto Sukerman, quien alcanzó los 115.835 votos (22,91%). En el cuarto escalón, Alejandro Grandinetti con 67.262 votos (13,30%) y en el quinto Edmundo Finkelstein con 16.488 votos (3,26%).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo