sec-reposera

Una bailarina, un productor y un bebé de padre incierto

El tema copó todos los programas de chimentos, se coló en las redes sociales, llegó incluso a la conversación que en la esquina mantenían dos vecinas. El tópico del momento es la mentira de Gisela Bernal a Ariel Diwan. Poco importa que los nombres no resulten conocidos, la historia es tan densa que parece sacada de un culebrón azteca. Y por supuesto todos tienen algo para opinar.

El dato clave: ellos fueron pareja hasta hace poco y él se acaba de enterar de que el bebé que supuestamente tuvieron juntos no es su hijo. Chan.

Es así. El productor confesó en el programa Intrusos que se enteró de la noticia a través de un examen de ADN. Además, aseguró que él siempre había tenido sus sospechas pero cuando planteó la posibilidad de un test, ella se ofendió y lo negó rotundamente por lo que no volvió a sacar el tema.

"Todo el mundo decía que no era hijo mío. De hecho, no lo es. El sábado me dieron resultado del ADN", dijo frente a la cámara del programa de América, casi quebrado.

"Yo salía con Gisela, durante un tiempo largo intentamos separarnos, diez veces lo intentamos. La última vez me dijo 'Me voy a vivir a Jujuy, no te quiero ver más’. Habrá sido abril, mayo. Se fue a Jujuy y no me atendía el teléfono. No me hablaba”, recordó.

Luego contó cómo fue que le dio la feliz notica de que esperaban un hijo: “El día del cumpleaños de mi hija me llama y me dice 'Ariel, que la pases muy bien'. Al otro día me dice 'Rengo un regalito para llevarte de Jujuy'. '¿Qué? ¿Estás embarazada?', le preguntó. '¿Cómo sabés?', me preguntó. Al principio, no le creí. De mí era difícil porque yo creí que no podía pasar”, confesó.

“Llegó a acá (Buenos Aires) y vino con los estudios, estaba con su mejor amiga y le pido un ADN. Fue la segunda vez que me cagó a trompadas. Me pegó siempre", fueron sus palabras.

Luego de eso Ariel Diwan expresó que no quiso volver a sacar el tema. Sin embargo, las sospechas fueron creciendo por diversas situaciones, como por ejemplo que no le dejara sacar al niño de su casa si ella no iba con ellos.

Finalmente un día, ya separada la pareja, el productor (mentira mediante) logró llevarse al niño y le hizo un estudio de ADN. “Es algo muy poco invasivo, es con un hisopado”, planteó. Al parecer, la facilidad de la técnica es lo que lo animó a hacerlo. Quince días más tarde tenía los resultados que confirmaron lo que siempre habí sospechado: 0 por ciento de posibilidades que el pequeño sea hijo suyo.

Conmovido, contó que su hijo de 11 años preguntó si iba a seguir siendo su hijo y él le contestó que sí. Y agregó: "No sé si va a llevar mi apellido”.

Sin embargo, mientras él hablaba en el programa de Jorge Rial, la bailarina de Stravaganza le aseguró a Marina Calabró por mensaje de WhatsApp que él siempre supo que Ian no era su hijo.

El empresario teatral contó que, resultados mediante, fue a preguntarle nuevamente a la bailarina y obtuvo también la triste confesión. "Francisco Delgado es el padre. Gisela me dijo 'Cuando nació casi me muero, sabía que no era tuyo. Soy una hija de p..., me tengo que ir del país'”.

En cuanto a Francisco Delgado, el supuesto padre del niño, aún no hizo declaraciones a la prensa sobre el tema, pero ya circula en redes un tuit que él habría hecho el día 11 de marzo de 2012, fecha en la que Bernal estaba embarazada.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo