Un sábado de mucho calor, disfrazado con nubes

El sábado arrancó indeciso: con un cielo celeste pastel, que escondía la claridad del sol con una gran capa de nubes. Pero estará ideal para disfrutarlo como se merece un día de verano: reposera, pileta y río.

Es que el termómetro marcará, según el Servicio Meteorológico Nacional, unos 35 grados de máxima, lo que desde temprano se podía entender, ya que cerca de las 8, la temperatura  ascendió a 21 grados. A toda la jornada acompañarán las neblinas aisladas y cielo parcialmente nublado. Menos mal, sino sería un horno.

La lluvia llegará recién el domingo por la noche, tras un día de inestabilidad, especial para los ravioles y una larga siesta. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo

**https://www.rosarioplus.com/ennoticias/Tapas-15.10.18-20181015-0002.html**

Tapas 15.10.18