Un estadio vacío para un partido fundamental

Una previa diferente para Rosario Central y Temperley. Como es sabido, el partido se disputará sin la presencia de los hinchas y por eso este lunes las inmediaciones del Gigante de Arroyito vivieron una atípica tranquilidad.

El estadio se abrió sólo para periodistas acreditados que cerca de las 2 de la tarde comenzaron a ingresar luego de formar una larga fila. El único ingreso habilitado fue  el de la esquina de Cordiviola y Avenida Centenario Rosario Central.

El control es riguroso. Nadie puede entrar a los sectores de plateas y populares. Sólo se puede permanecer en los palcos de prensa y en los pupitres que fueron oportunamente asignados a cada medio. Dentro del estadio el bufette esta cerrado y no están permitidos los vendedores ambulantes y cocacoleros por lo que se repartieron botellas de agua para luchar contra el calor.

Además, apareció una bandera que llama a reflexionar a los hinchas que culpa de los incidentes en el partido ante Tigre se quedaron sin la chance de presenciar un partido fundamental para Central.

 

Más tarde, las autoridades hicieron sacar la bandera 

Las autoridades hicieron bajar la bandera
 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo