Tras el temporal quedó el nubarrón

La mañana del miércoles comenzó encapotada por las nubes que dejó el temporal. Aunque las veredas, desagües y canteros se secan, hay probabilidad de una llovizna para lo que queda de la mañana.

La temperatura mínima es de 21 grados, y la máxima de 28 grados, con un alto nivel de humedad (un 98 porciento), y los vestigios que quedan de la fuerte tormenta  del martes.

Para la tarde las nubes seguirán pintando el cielo de gris, con vientos leves del sur, pero ya sin gotas en el aire.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo