sec-reposera

Temieron un atentado, pero eran dos agentes borrachos

Los oficiales había concurrido a una fiesta, en la cual bebieron más de la cuenta, y al regresar a sus puestos, erraron el cálculo de frenada: se llevaron puesta la barrera de la sede de gobierno estadounidense, en Washington

El Gobierno de Estados Unidos investiga a dos agentes del Servicio Secreto que chocaron un vehículo oficial contra las barreras instaladas frente a la Casa Blanca. El accidente ocurrió a altas horas de la noche, los efectivos habían bebido alcohol en una fiesta. Por orden de su supervisor, los oficiales ebrios no fueron detenidos ni sometidos a análisis de alcoholemia.

El director interino del Servicio Secreto, Joseph Clancy, decidió que la investigación este a cargo del Departamento de Seguridad Nacional, según informó el diario "The Washington Post". El portavoz de la agencia, Brian Leary, confirmó que la investigación está en marcha, al tiempo que garantizó la máxima colaboración y la depuración de responsabilidades.

La reputación del Servicio Secreto, que tiene entre sus misiones la protección del presidente del Gobierno, se ha visto dañada en los últimos años por una serie de escándalos. Uno de los más sonados fue el protagonizado por doce de sus agentes, que llevaron prostitutas a sus habitaciones de hotel antes de la visita de Barack Obama a Cartagena de Indias (Colombia) para la Cumbre de las Américas de 2012.

En el mes de septiembre del 2014, un veterano de la guerra de Irak con supuestos problemas mentales logró entrar armado con un cuchillo en la Casa Blanca y acceder al primer piso de la residencia presidencial. 

La Casa Blanca indicó en febrero que Obama designará al actual director interino del Servicio Secreto, Joseph Clancy, para que encabece de forma permanente esa agencia. Clancy lidera de forma interina el Servicio Secreto desde octubre, cuando renunció la anterior directora, Julia Pierson, a raíz de varios fallos de seguridad. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo