Se viene una mamadera super futurista

El artefacto monitorea una serie de datos que toda mamá reciente sabrá apreciar. Más detalles y, claro, el precio de venta...

Los avances tecnológicos no tienen por qué favorecer sólo a jóvenes o adultos. La empresa francesa Slow Control se acordó de los más chiquitos y anunció la llegada de una mamadera inteligente.

El Baby GiGL es una mamadera que monitoriza los datos de cada ingesta, el ritmo y la cantidad de alimento. Luego recoge  esos datos y posteriormente los vuelca en una aplicación que, además, explica cómo sujetar correctamente la mamadera y alerta en caso de haya grumos. Así se pueden cubrir algunas de las cuestiones que más preocupan a los padres a la hora de alimentar a los recién nacidos.

La mamadera inteligente se venderá en Estados Unidos a cien dólares y es un invento de la misma empresa que hace un año presentó HapiFork, el tenedor inteligente que ayuda a perder peso. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo