sec-corbata

Rufino también pidió que frene la violencia de género

Miles de personas marcharon este miércoles en Rufino contra los femicidios y para reclamar justicia por Chiara Páez, la adolescente asesinada en esa ciudad el 10 de mayo pasado por lo que acusan a su novio, un hecho que conmovió al país y disparó, precisamente, la convocatoria #NiUnaMenos, movida que tuvo su acto central en Buenos Aires y réplicas en todas las provincias.

 

La movilización se llevó a cabo en la plaza Sarmiento de Rufino, donde miles de personas bajo la consigna “Ni una menos” se manifestaron desde las 18 contra la violencia de género y el femicidio.

Fabio Páez, el padre de la joven de 14 años que estaba embarazada y a la que golpearon y enterraron aún con vida en el fondo de la casa de su novio, dijo al dirigirse a la multitud que “nadie se merece ésto, están todas las pruebas para que esta gente siga en la cárcel”.

Páez contó que junto a su familia crearon una ONG “para empezar a trabajar contra los femicidios, la violencia de género y especialmente con los adolescentes”, ya que “se puede hacer un gran trabajo desde los padres”.

La organización aún carece de nombre, “pero vamos a trabajar para que haya contención psicológica, médicos, asesoramiento legal y tratar de prevenir para que estas cosas no vuelvan a pasar”, afirmó.

La necesidad de que los padres "estemos más encima de nuestros hijos, porque hoy tenemos un montón de problemas en educación sexual, en lo que es la vida cotidiana” fue otro de los puntos planteados por Páez.

Respecto de la causa por el asesinato de Chiara, se preguntó “con qué cara saldrá a la calle” el juez de Cámara que determinará mañana si tanto la madre como el padrastro del joven acusado continúan o no con prisión preventiva, en caso de otorgarles la libertad. Y advirtió que está "el 70 por ciento de las pruebas, faltan algunos peritajes, mañana tienen que decidir si quedan libres".

La masiva adhesión de la gente a la convocatoria "no es sólo justicia por Chiara, nos tenemos que mantener todos muy unidos. Si no nos defendemos entre nosotros les aseguro que ahí adentro (por la justicia) no nos defiende nadie”, sostuvo.

La madre de Chiara participó este martes de la marcha frente al Congreso de la Nación, ya que “es necesario estar, es lo que manda a todo el país”, dijo Páez y antes de ofrecer el micrófono a víctimas de casos similares le pidió a la comunidad "seguir en contacto".

“Hablemos, mantengámonos juntos en todo ésto porque está en juego el futuro de nuestros hijos. Si tienen algún problema los adolescentes, que lo charlen”, recomendó a padres y chicos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo