sec-corbata

Rosario se declara “pueblo fumigado”

Este viernes, vecinos de la ciudad se agruparán para constituirse como población afectada por el uso de agrotóxicos. En la reunión se organizarán los primeros pasos de la “Caravana de la vida”, una movida por las rutas de la provincia diagramada por varios pueblos que buscan una ley que los cuide

La media sanción para la “ley Bertero” y los datos difundidos recientemente por la Universidad Nacional de La Plata fueron un golpe más para quienes desde hace mucho tiempo luchan por una vida lejos de los agrotóxicos. Y en Rosario también alzarán la voz. Este viernes, vecinos de la ciudad se reunirán para constituirse formalmente como pueblo fumigado y se iniciarán los preparativos para la “Caravana por la vida”, una recorrida por diferentes localidades de la provincia afectadas por la problemática.

Paola, vecina autoconvocada de Lucio V. López, contó a Rosarioplus.com cuál es el objetivo del cónclave convocado para este viernes a las 21 en el bar Pichangú, de Salta y Rodríguez. “Nos autoconvocamos como vecinos de Rosario para declararnos pueblo fumigado. Estableceremos la forma de reunirnos y organizar la salida de la ‘Caravana de la vida’”, explicó una de las organizadoras de la reunión. 

El 6 de noviembre, Rosario será el punto de partida de la caravana que atravesará la provincia por la ruta 34 hasta llegar a la norteña localidad de Ceres. En el medio habrá diferentes actividades y en el camino se sumarán otros pueblos, incluso varios de la ruta 11, afectados por el uso indiscriminado de agrotóxicos.  

La caravana recorrerá la Ruta Nacional 34.

“Cada pueblo tiene una dificultad. En algunos lugares hay buena ordenanza pero no se cumple. En otros, los jefes comunales se involucran y hablan con los productores, como en Ceres, que tienen una franja de 800 metros libres de fumigaciones y hay agricultura orgánica. Totoras, por el contrario, achicó la ordenanza”, reveló Paola. 

Aunque la problemática está arraigada en los pueblos linderos al campo, las fumigaciones también perjudican a las grandes ciudades como Rosario. “Necesitamos que la gente empiece a solidarizarse con quienes respiramos veneno. Que se tome conciencia además de que todos están afectados. A veces la gente de la ciudad no llega a notarlo, pero si te alejás un poco se nota que es algo incontrolable”, manifestó la vecina autoconvocada.

Desde la organización de la caravana recordaron que en 10 años aumentó 850 por ciento la cantidad de veneno que se tira y recalcaron que “esto es un negocio de quienes lo venden”. Este viernes por la noche, entonces, Rosario intentará dar el primer paso hacia una ciudad menos contaminada.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo