sec-reposera

Rosario, la quinta ciudad más infiel del país

El resultado de un sondeo de un sitio web específico arroja este resultado. A la cabeza de la lista de adulterio están los mendocinos y los cordobeses.

Infieles a nivel medio. Así podría definirse el grado de infidelidad de los rosarinos en base al sondeo que clasifica las ciudades más adúlteras del país. Rosario se sitúa en el quinto lugar de ciudades argentinas en lo que a traición amorosa se refiere.

Este resultado lo arroja un sondeo realizado por AshleyMadison, una red social para infieles que anualmente hace una encuesta a sus usuarios para calcular el porcentaje de miembros en base a la población de cada ubicación, para así determinar los grados de infidelidad en el país.

El director regional del sitio, Víctor Hermosillo, explicó que, en general, el número de “tramposos” aumentó en todas las ciudades, pero los de Mendoza y Córdoba se incrementaron sobremanera. En ambas ciudades el número de suscripciones al portal para buscar relaciones extramatrimoniales creció considerablemente.

El mapa nacional de los “pata e` bolsa”
 

Buenos Aires, tercera ciudad en la lista, bajó dos posiciones con respecto a los resultados de 2014, año en el que los porteños fueron los más infieles, según este sondeo.

En cuarta posición quedó la ciudad de La Plata con un 3,4% de inscriptos per cápita, seguida por Rosario con un 2,9% y Santa Fe capital con un 2%. Mar del Plata, que fue la primera de la lista de infieles en el año 2012, quedó en el séptimo lugar (1,6%) y en los últimos puestos quedaron Concordia, Salta y Tucumán.

"El aumento de inscripciones en el sitio aumentó este año con respecto al pasado en un 47% y las edades de los infieles que lo utilizan va de los 26 a 33 años. Si hacemos un cuadro comparativo con los demás países de Latinoamérica, Argentina continúa siendo uno de los países en los que la infidelidad es tendencia", destacó Hermosillo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo