Radiografía de la discriminación: ¿qué pasa en Rosario?

La delegación local del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) y la Facultad de Ciencia Política de la UNR crearon un mapa de la discriminación en la región basado en encuestas realizadas en los últimos meses. Cañada de Gómez lidera el triste ranking, en tanto que Rosario se ubica por debajo de la media. El aspecto físico fue el motivo de mayor discriminación y el ámbito educativo el lugar donde más casos se registraron.

El mapa fue realizado por docentes y estudiantes de Trabajo Social de la Facultad de Ciencia Política, dirigidos por el licenciado en Ciencia Política y Master en Servicio Social, Ignacio Castro Rojas. Fue en base a 404  personas consultadas, que se dividieron entre las ciudades cabeceras de los distintos departamentos del sur santafesino: Rosario, San Lorenzo, Coronda, Cañada de Gómez, Villa Constitución, Casilda y Firmat.

Comparando las distintas localidades, se destaca un elevado número de personas en Cañada de Gómez que se sintieron discriminadas (65,2%) y un número por debajo de la media del sur provincial tanto en Rosario (38%) como en Casilda (29,4%).

Se destaca además que el aspecto físico y el nivel socioeconómico son los tipos de discriminación más sufridos en el sur de Santa Fe. Los jóvenes es en el ámbito educativo donde más perciben situaciones de discriminación, el conocido “bullying”.

“Podemos afirmar que en general los que se sintieron discriminados atraviesan todas las clases sociales, todos los niveles educativos y encuentra una mayor incidencia entre los jóvenes y personas de hasta 44 años”, analiza el informe.

Estas situaciones de discriminación fueron experimentadas en todos los casos en más de una vez, destacándose aquellas identificadas como por el color de la piel, la obesidad o sobrepeso, la discapacidad, la forma de pensar, la religión, donde “la opción muchas veces es mayor del 50%”, especifican los investigadores.

Al describir el tipo de discriminación sufrida, aquella atribuida al aspecto físico fue la que más se mencionó (21,7%), seguida por la situación/nivel socioeconómico (14,2%), la edad (7,1%), la obesidad o sobrepeso (6,6%), el color de piel (6,1%), por ser mujer (5,2%), la vestimenta (4,7%), la forma de pensar/ideología (4,2%), el lugar de origen sea la provincia o la localidad (3,3%), nacionalidad o por ser migrante (2,4%) y la orientación sexual, la religión o la discapacidad todas con 1,9%.

En cuanto a los ámbitos donde se experimentaron estas situaciones, el 35% se produjeron en el ámbito educativo, el 22,6% en el ámbito laboral y el 15,3% en la sociedad en general. La forma más habitual fueron las descalificaciones y/o agravios en un 22,2%, seguidas por la marginación o exclusión (17,6%), el rechazo (12,5%) y considerarlo inferior (11,4%).

De acuerdo a los datos de la encuesta, cuatro de cada diez habitantes del sur de la provincia manifestaron haber sufrido algún tipo de discriminación: más los hombres (42,4%) que las mujeres (39,6%) y los más jóvenes bastante más (47,5%) que las personas de 60-74 años (26,1%).

Las personas de nivel socioeconómico bajo manifestaron haber sufrido más discriminación (45,6%) que las de nivel medio (37,5%) o alto (41,8%). O sea, a medida que aumenta el nivel educativo disminuyen los encuestados que sufrieron discriminación.

  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo