sec-juego

Racing hacía negocio pero un zapatazo lo dejó sin nada

Racing hacía negocio: empataba 0 a 0 contra Guaraní y definía en su casa la semana próxima. Esta ilusión la tuvo hasta los 40 minutos del segundo tiempo, después de estar jugando exactamente una hora con 10 hombres por la expulsión de Luciano Lollo, cuando apareció un remate de afuera del área y estampó el 1 a 0 final para los paraguayos.

Así, Guaraní se posicionó mejor de cara a la revancha de estos cuartos de final de Copa Libertadores que se jugará la semana próxima en Avellaneda. Se trtó de un partido parejo, con un Racing nervioso, carente de juego, sólo encontraba generación de fútbol cuando Milito retrocedía a la mitad de la cancha. Pero también faltó solidez en la defensa, que sufrió ante la potencia de Federico Santander y Julián Benítez.

El partido se moría en el 0 a 0, porque los paraguayos tenían la pelota sin profundidad y los dirigidos por Diego Cocca solamente se dedicaban a la contención. Encima se la vio más complicada porque a los 41 minutos del primer tiempo Luciano lollo vio la tarjeta roja por una acción de juego que el árbitro brasileño Sandro Ricci interpretó como codazo.

A apenas cinco minutos del epílogo Francisco Cerro le dio medio metro al delantero Julián Benítez y el paraguayo encontró el hueco para pegarle de derecha a izquierda desde afuera del área, abajo contra el palo diestro de un Saja que se estiró cuanto pudo pero infructuosamente.

Así la semana que viene se verá quien alcanza las semifinales coperas en Avellaneda, donde cuatro días antes el Racing tendrá que afrontar nada menos que el clásico de la ciudad ante Independiente. 

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo