¿Quiénes miran con desconfianza la ley seca al volante?

La ordenanza para reducir el límite de alcohol al volante estaría por aprobarse. Algunos sectores plantean objeciones

El proyecto de ordenanza para bajar la tolerancia de alcohol al volante se aprobaría la semana que viene en el Concejo municipal tras un trabajo entre ONGs y ediles, aunque los gastronómicos de la ciudad plantean sus reparos.

La propuesta de bajar el nivel de alcohol en sangre de 0.5 a 0.3 en sangre tiene consenso social, sobre todo de funcionarios y asociaciones civiles, que buscan descender el índice de choques generados por conductores alcoholizados. Pero desde los comercios del rubro gastronómico dudan de la iniciativa.

Lo que piden es analizar a fondo los riesgos que se genere por manejar debajo del límite de 0.5 gramos de alcohol en sangre. Entienden que la clave es la prevención y apostar a la campaña del “conductor designado”, con beneficios y atenciones de los restaurantes para las mesas que se sumen a esta figura.

“Hay que analizar cómo llegar a la gente y concientizar. Por ejemplo con la figura del conductor designado, que los locales gastronómicos pueden dar atenciones y beneficios a quienes asignen a uno en la mesa”, explicaron desde la Asociación de Gastronómicos y Hoteleros.

Sin embargo, quien fogoneó el proyecto, el concejal por el radicalismo Sebastián Chale, fue concreto en diálogo con Rosarioplus: “Es lógico que a más cantidad de alcohol mayor cantidad de accidentes pueden producirse, pero a partir de 0.3, los riesgos se duplican y se producen daños sobre la capacidad de reflejo, aunque la persona se sienta en buenas condiciones”.

Además, agregó que la regulación “no tendrá implicancia en las ventas”, y que la idea que se persigue es “hacer un cambio en la mentalidad”. Desde noviembre que se comenzó a profundizar en el proyecto, que según el propio edil, la semana que viene tendría aceptación y aprobación en el recinto.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo