sec-reposera

¿Quién es la chica de tapa?

Una revista española publicó una cronología sobre Diego Maradona, con énfasis en su vida privada, y eligió para su portada publicar una foto del 10 vestido de mujer. 

El diario madrileño As publicó un informe especial sobre la vida privada del astro argentino, con sus genialidades y excesos. La polémica tapa muestra al Diez maquillado y vestido de mujer. 

La nota que se titula "La otra cara de Maradona", comienza diciendo: "Ángel para unos. Demonio para otros. La vida de Diego Armando Maradona no deja a nadie indiferente. Futbolista excepcional, fuera del campo mostró a veces su lado más oscuro...".

A lo largo de todo el artículo se puede repasar la carrera fútbolística de Diego, desde sus comienzos en Argentinos Juniors hasta sus últimos partidos en Boca Juniors. Además del aspecto deportivo, la publicación hace especial énfasis en la vida privada de Maradona, tratando temas como las mujeres, la droga, los escándalos y la relación del crack futbolístico con la camorra italiana. 

Sobre el romance que Diego tuvo en Nápoles, la revista cuenta: "Si en Barcelona, se consideraba un apestado, en Nápoles se sentía como en casa... hasta que conoció a Cristina Sinagra, una joven y guapa napolitana que representaba todo lo contrario a él. Tímida, guapa, humilde... Su personalidad encandiló a Maradona, a tal punto que entró como un obús en su vida. Pero los problemas rápidamente aparecieron. Doña Tota, la madre del astro agentino, no quería que su hijo se ‘distrajese’ e hizo todo lo posible por sabotear dicha relación. El problema se radicalizó cuando Cristina se quedó embarazada y ante las presiones del entorno, tanto empresarial como familiar de Diego, decidió tener a su hijo. El clan maradonil la apartó de su lado y la dejó sola, abandonada. En una ciudad en donde uno de sus dichos más populares es ‘I figli so i figli’ (‘Los hijos son los hijos’), esa decisión fue como clavar un cuchillo a tus seres queridos", dice el artículo.

"En marzo de 1991, en un encuentro que el Nápoles tenía que jugar ante el Bari, Diego fue seleccionado para pasar un control antidopaje. Todo el mundo sabía que Maradona no hacía ni menos de 48 horas que había estado de fiesta, bebiendo y esnifando cocaína. Para él eso no suponía ningún peligro: desde que había llegado a la ciudad, un nutrido grupo de amigos le ayudaban a superar esos controles. ¿Cómo? Cambiando los tubos de la orina por otros que estaban completamente sanos, otros amigos napolitanos que trabajaban en la Federación italiana modificaban los nombres de los jugadores que debían someterse al pertinente análisis para que no apareciera el de Diego... Pero algo había cambiado. Aquel reconocimiento hizo saltar todo por los aires: su orina mostraba trazas de cocaína. Las autoridades italianas se le lanzaron a la yugular. Diego se marchó a hurtadillas de una ciudad que se colapsó a su llegada en 1984", cuenta el autor del dossier Agustín Martín. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo