Primera lancha que funciona a energía solar

La iniciativa está pensada para contribuir al sector pesquero y al transporte, con beneficios tanto ambientales como económicos 

Un grupo de ingenieros mecánicos de la Universidad Tecnológica de Pereira, en Colombia, construyeron el primer prototipo de lancha para río que funciona con energía solar.  De este modo se obtuvieron resultados de altos beneficios ambientales y económicos.

El grupo de trabajo, encabezado por el ingeniero Adonaín Zapata Gordon, se interesó en buscar una solución para evitar que las lanchas dedicadas a la pesca y al transporte de personas siguieran funcionando con gasolina. “Cambiamos el sistema de combustión por uno eléctrico, que se puede almacenar en unas baterías que van fuera de borda”, explicó Zapata.

El sistema parece ser bastante sencillo: “El panel convierte la energía solar en eléctrica y el motor funciona con esa energía. Las baterías, aprovechando que estamos en una zona donde cae un buen rayo de sol, se cargan en tres o cuatro horas”, contó Zapata, integrante del grupo de investigación sobre Robótica Aplicada a Dicyt Noticias, una agencia iberoamericana para la divulgación científica.

Y en el peor de los casos en que la lancha se detenga o se vara, el vehículo cuenta con un motor de emergencia a gasolina, “que no nos gusta mucho porque contamina”, agregó Zapata.

Un litro de gasolina genera 2'4 kilogramos de CO2 (dióxido de carbono) que es un alto contaminante ambiental. Diariamente un trabajador pesquero arroja 36'6 kilogramos de CO2 y, según las estadísticas, en Colombia hay cerca de 7.000 lanchas en esta tarea. Estos números generan la alarmante cifra de 78 millones de kilogramos de CO2 al día, contaminando el medio ambiente.

En lo que respecta a la economía de los trabajadores, los datos también son alentadores: un pescador debe invertir lo equivalente a 100 pesos argentinos a diarios para realizar su trabajo, lo que le representa 55 mil pesos, aproximadamente, al año. Con la incorporación de esta energía, su creador sostuvo que “el prototipo de lancha que hemos realizado cuesta menos que esa cifra, que al ser instalada con las baterías, la inversión se recupera en 11 meses”.

Además el proyecto busca que no sea el sector pesquero el que deba comprar la lancha, sino que a través de subsidios provenientes del gobierno local o nacional obtengan su transporte propio. “Las ventajas de esta lancha es que no solo cambia el sistema de energía eléctrica, sino que al utilizar energía alternativa, se convierte en un medio que es amable con el ambiente”, concluyó Zapata.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo