Por qué los fiscales quieren chalecos antibala

Tras un clima de violencia luego de un crimen en Ayacucho y Centeno, en que un fiscal debió refugiarse en una casa, los fiscales del nuevo sistema penal pidieron chalecos antibalas ó custodia

El pasado miércoles el jefe de la Unidad Especial de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta y varios periodistas debieron refugiarse en una casa por el clima de tensión que se generó tras un crimen en la zona Ayacucho y Centeno. Esto disparó el pedido de los representantes del Ministerio Público de la Acusación de tener a disposición chalecos antibalas o custodia de modo preventivo.

El fiscal regional Jorde Baclini aclaró que los fiscales del nuevo sistema ya cuentan con dos chalecos antibalas a su disposición, que se encuentran desde el viejo sistema. En aquel entonces los podían usar los jueces y sus secretarios.

Sin embargo Baclini reconoció que tras este último hecho de riesgo en que Spelta debió buscar refugio en una vivienda, hubo un diálogo al respecto: “Lo conversamos y fue un planteo de todo el equipo”, resumió. De hecho, ante el riesgo durante una inspección ocular, “los fiscales saben que se tienen que retirar y lo han hecho en algunos casos”.

Cuando se puso el marcha el nuevo sistema penal, estaba previsto que los fiscales irían al lugar de los hechos en sucesos graves. Pero tras su implementación, y con 46 homicidios en los primeros dos meses del año, los representantes del Ministerio Público advirtieron cierto riesgo al acudir a la escenas de violencia poco después de estos hechos. Un debate que recién comienza.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo